Salvacion


Lo Esencial


Hechos 2:16-25 y Hechos 2:38-39

En la vida de cada persona llega un tiempo cuando se da cuenta que es necesario tomar ciertos pasos o logra entender que le hace falta experimentar una verdadera experiencia para lograr ser salvo. El clamor de todo corazón que pregunta, “¿qué debo hacer para ser salvo?” es tan veraz en nuestra generación como lo fue en los días de los apóstoles.

Hay sobre 1,700 diferentes denominaciones en el mundo. ¿Pero, cuál es el verdadero camino? ¿Y por qué? Lee Juan 6:66-68; 10:1 y 14:6

Esta gran interrogativa ha mantenido al ser humano confundido hasta el día de hoy. ¡Sin embargo, tú puedes encontrar a Dios y adorarlo en Espíritu y en verdad! Jeremías 29:13 declara, “y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.”

Definición

SALVACIÓN - proviene de la palabra griega SOZO la cual significa salvar, libertar, proteger, sanar y preservar. El diccionario declara que cuando esta vinculada con la religión, significa librar a una persona o alma del pecado y el castigo; redimir de la muerte espiritual.

¿Qué debo hacer para ser salvo?

¿Si Dios es tan Santo, como puedo llegar a Él? ¿Por qué tiene él que tocarme? ¿Por qué ha de salvarme?

Tito 3:5 “Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia…”

Juan 3:16 “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”

¿Cuál es el precio de la salvación?

1. Santiago 1:21 “…recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual pude salvar vuestras almas.”

• Nuestro corazón debe tener la disposición para recibir la Palabra de Dios. Muchos oyen la palabra de Dios, pero por su orgullo o su trdición no la reciben. Todo lo que la palabra de Dios declara sigue aún vigente el día de hoy. Prepara tu mente para recibir “con mansedumbre” la palabra y la buena voluntad de Dios.

2. I de Pedro 3:21 “El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva…”

• El Bautismo por inmersión en agua (Clase Biblica Domingo) es una parte esencial del plan de salvación. Es importante recordar que el requisito no es solo el acto de bautizarse, también es necesario que la formula bautismal sea administrada correctamente.

3. Hechos 2:40 “…Sed salvos de esta perversa generación.”

La palabra “perversa” significa depravada. La salvación aunque es gratis, es algo que tú tienes que proteger y mantener. La Escritura nos amonesta, “Por lo cual, salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor…” (II de Corintios 6:17)

4. Tito 3:5 “nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia…”

Tú nunca podrás ser lo suficiente bueno para alcanzar salvación. Todos hemos sido salvos por su gracia, a través de su misericordia.

5. Mateo 10:22 “…mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.”

Hay muchas tribulaciones y pruebas que vienen a la vida de un cristiano. El hecho que has empezado a caminar con Dios no significa que no habrá problemas. Lo importante es que recuerdes “quedarte dentro del barco” la iglesia es un lugar de seguridad durante los tiempos difíciles.

En la parte posterior hemos listado versículos que conciernen al plan de salvación:

1. Proverbios 28:18 “El que en integridad camina será salvo”

2. Lucas 7:36-50 “…Tu fe te ha salvado, ve en paz.”

3. Hechos 11:14 “él te hablará palabras por las cuales serás salvo tú, y toda tu casa.”

4. Juan 10:9 “Yo soy la puerta; el que por mi entrare, será salvo…”

5. Isaías 45:22 “Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra porque yo soy Dios, y no hay mas.”

6. Hechos 16:31… “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.”

7. Efesios 2:5-8 “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe…”

8. Romanos 10:13 “porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.”

9. Romanos 8:24 “Porque en esperanza fuimos salvos.”

10. Marco 16:16 “El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.”

11. Romanos 10:9 “que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.”

Estas Escrituras fueron escritas por reyes, profetas y apóstoles, Jesucristo mismo las enseño. Cada una manda hacer una cosa o otra para lograr ser salvo. ¿Qué es lo correcto? ¿Haremos algunas y dejaremos sin hacer las otras? ¿Se estarán contradiciendo unas a las otras? ¿Cuál es el verdadero plan de saltación? La verdad es que cada una de estas Escrituras está en lo correcto. ¡Y todas deben ser cumplidas para ser salvo! Tenemos que cumplir todo el libro o no cumplir nada. Los siguientes puntos principales han sido tomados de la lista anterior. Y describen cada uno de los pasos que todos debemos cumplir para encontrar salvación.

Fe

El fundamento principal para salvación es la FE. Tienes que tener fe para acercarte a Dios.

1. Hebreos 11:6 “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que buscan.”

2. Juan 3:16 “…que todo aquel que en él cree, no se pierda mas tenga vida eterna.”

3. Romanos 10:17 “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.”

4. Efesios 1:13 “En él también vosotros, habiendo odio la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creado en el, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa.”

5. I de Corintios 1:21 “…agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.”

Arrepentimiento

El arrepentimiento fue enseñado en el antiguo Testamento y reiterado en el Nuevo Testamento.

1. Job 42:6 “…me arrepiento en polvo y ceniza.”

2. I de Reyes 8:47-50 “Y ellos volvieren en si en la tierra donde fueron cautivos; si se convirtieren…y dijeren: Pecamos, hemos hecho lo malo, hemos cometido impiedad…

3. Mateo 4:17 “…Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.”

4. Lucas 13:3 “Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.

5. II de Pedro 3:9 “…no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

Arrepentimiento no solo es sentirse mal por el pecado, sino también conlleva hacer frutos dignos de arrepentimiento, tener un cambio de corazón, un cambio de mente y pedir a Dios que te perdone.