Membresia



Los cristianos necesitan revivir su identificación con el cuerpo de Cristo. Es una de las verdades más fundamentales en el NT.
La membresia requiere que se cumpla ciertas condiciones; es, por lo tanto, exclusiva. Para los miembros de la congragación en AT, se requería la circuncisión. La del NT demanda una correcta relación con Cristo Jesús mediante el arrepentimiento (Mateo 3:2), la humildad y el sacrificio (Mateo 19:14-24), la fe (Marcos 1:14-15), el nuevo nacimiento (Juan 3:1-5), al obediencia (Mateo 7:21) y perseverancia (Lucas 9:26), sin embargo, la asistencia a la Iglesia está abierta aun para los no creyentes (Santiago 2:2-4) No se ve la membresia como una cuestión opcional. Rechazar a aquellos que Cristo ha enviado es lo mismo que rechazarlo a él (Mateo 10:40) (Juan 15:20). Rehusar unirse a la Iglesia es como rehusar unirse uno mismo a Cristo.
Una de las más poderosas y profundas imágenes que el NT de la Iglesia es como el cuerpo de Cristo. Como cuerpo, la iglesia se compone de miembros interconectados.

 

“Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.” (Romanos 12:4-5)


Cada miembro está conectado a los demás:

Porque por un solo Espíritu fuños todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu (1 corintios 12:13)

Cada miembro depende de otros miembros:

Ni el ojo puede decir a la mano: no te necesito, ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros. Antes bien los miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios (1 Corintios 12:21-22).

Cada miembro tiene un lugar y una función importante en el cuerpo:

Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular (1 Corintios 12:27)


El libro de Hechos 2:47 enfatiza que los primeros creyentes “se añadieron a la Iglesia” La palabra añadir significa unir, afiliarse, pertenecer o comprometerse. También quiere decir poner junto o al lado.